¿De dónde vienen y qué son los ciclones tropicales?

Posted by Alain León Beruvides. | Posted in | Posted on 9:49



Por: Alain León Beruvides.

Los ciclones tropicales constituyen unos de los fenómenos naturales más devastadores del planeta. Se trata de un conglomerado de tormentas que circulan alrededor de un centro de baja presión atmosférica. Estos obtienen su energía de la condensación del aire húmedo y cálido, generalmente de origen marino. La interacción con tierra, y sobre todo con áreas montañosas los debilita considerablemente.
Por lo general son las zonas costeras las más severamente afectadas, no solo por los devastadores vientos y las inundaciones provocadas por la severidad de las lluvias; sino, también, por las gigantescas marejadas que penetran muchos kilómetros tierra adentro.
Según la intensidad de sus diferentes variables meteorológicas recibe distintas clasificaciones: depresión tropical, tormenta tropical y huracán; estos últimos, a su vez, se clasifican por la fuerza de sus vientos en categorías de 1 a 5 según la escala Saffir-Simpson. Sus vientos pueden oscilar desde los 65 hasta más de 300 kilómetros por hora.
Físicamente, los ciclones tropicales están conformados por bandas de lluvia de diferente intensidad que circulan en contra de las manecillas de reloj, en el caso del hemisferio norte, y en el mismo sentido que aquellas en el hemisferio sur, formando una especie de ojo en su centro. Este está totalmente desprovisto de nubosidad y en su radio se experimenta una calma total. Bordeando este ojo se forma un anillo o pared del ojo, que es donde se concentra la mayor fuerza del fenómeno. Su movimiento de traslación tiende siempre a ir ganando en latitud, aunque depende de la influencia de los sistemas anticiclónicos y otras influencias meteorológicas a su alrededor.
Por regla general, el Atlántico Norte, el Mar Caribe, el Océano Pacífico y el Índico, son las regiones del planeta donde con más regularidad se presentan estas anomalías climáticas. En estos últimos océanos se les denomina también Tifones y Monzones.
Otra de las características del desarrollo de estos organismos, es que dentro de ellos mismos se produce aisladamente otro fenómeno meteorológico como son los tornados.
En el hemisferio norte, la época del año en que suelen producirse abarca de junio a noviembre.
Gracias a los satélites, estos fenómenos pueden ser advertidos con varios días de anticipación y lo más recomendable es evacuar zonas costeras y proclives a inundaciones, así como viviendas en mal estado. La Organización Meteorológica Mundial para su distinción en las notas informativas y estadísticas de los mismos, los cataloga con nombres en diferentes idiomas y por orden alfabético.
Recientemente, un poderoso huracán categoría 4, nombrado Gustav, azotó a la Isla de la Juventud, en el archipiélago cubano, y a la occidental provincia de Pinar del Río. Sin embargo, Gilbert de 1988 y Wilma de 2005, son los dos más severos que se recuerdan. Sin olvidar a Katrina, que dejara bajo el agua a la populosa ciudad norteamericana de Nueva Orleans.

Comments (0)